domingo, 22 de febrero de 2009

SER

Hace mucho tiempo, un hombre me dijo que la prudencia es la mayor virtud. Mi posicion ante sus palabras, fue la de un necio vulgar que se ahogaba entre alguna que otra carcajada que aun merodea en mi interior. Mucho ha llovido desde entonces, mucho ha cambiado. Este mes de febrero, es el mes de la prudencia, de mi prudencia. Es el mes del cambio, de la perfección, es el mes de no volver a ser necio ante la sabiduría de algunos hombres, de no volver a ser un ignorante naufrago sin un mar que contemplar. Las palabras, como tantas otras cosas en la vida, creo que no se mantienen de casualidad, sino que cada una de ellas, tiene un origen aun mas fuerte que la propia suerte, alguna esencia que las alimenta y las ordena de tal manera, que su propio peso acaricia caminos vitales del propio ser. Aun recuerdo, aquel consejo de nuevo, y tantos otros tantos que me diste, yo era apenas tan solo un ingenuo, pero fue hay atrás, a la vuelta de la esquina en un tiempo pasado, cuando me lanzabas palabras sabias para crecer, y yo que apenas supe escuharlas, me convertía en una absurda persona que vivía en un mundo desordenado. Hoy sé que por fin he crecido, que por fin se lo que hace a una persona ser, porque lo unico importante en este periplo, es ser, no existe otra cosa que ser, y volver a ser de nuevo, para vivir siendo lo que se es, y morir siendo lo que se fué. He crecido amigo, he alimentado aquellos vacíos eternos que en mi alma moraban, y que me convertían en una persona algo alocada. Hoy por fin, puedo escuchar tus sabios consejos ponerlos en práctica, y ser seguidor admirable de esa enseñanza. He crecido, lejos de aquí y de ti, pero he crecido, y vuelvo cada semana, para que seas testigo fiel de ello. De mi prudencia innata, de mi silencio observador que hace dar oportunidades, de mi mirada samaritana, de mi corazon noble y de mi alma descubierta en gran parte de mi trayecto. Si amigo, hay lugares que te hacen crecer, que te cambian, que te perfeccionan. Yo me encuentro en uno de esos, en los que desarrollas partes de la persona, que pensaba que nisiquiera existian. Cada noche me acuesto con muchos problemas en aquella cama desnuda, problemas que no son mios, pero que me acompañan a cada momento, ya que lo importante es ser, cada uno con sus propias circunstancias.

Y es que cada paso que doy hacia adelante, es una mirada atrás buscando un recuerdo, un recuerdo que cobra vida cada dia que el sol surca el eterno cielo azul, yo soy el que soy, y lo soy ahora mas que nunca.



2 comentarios:

pilar dijo...

El video es una pasada, y de tí me alegro que seas quien eres. Un beso

javiko dijo...

Los bosques crecen sin hacer ruido hermano.Sigue partiéndote la cara por lo que crees.