lunes, 28 de noviembre de 2011

Tú y Yo.

Aquí sigo, tecleando con vehemencia amorosa, este conjunto de teclas cuadriculadas que sugieren emociones determinadamente indeterminadas. Es un mero instrumento de comunicación, nada más, no pretendo asumir esto, como una manera de dirigirme a las personas como tal, sí quizás, una manera muy propia e ínfima, de comunicarme conmigo mismo, y de mostraros algunas de las cosas que pasan por esta mente, alocadamente sensible.
He recibido varios comentarios anónimos, de personas, que desinteresadamente leen alguna que otra vez, este pequeño espacio cibernético. Mis ganas de ponerle cara a sus vocablos, son tan o igual, que mi muestra de gratitud, por querer compartir su cercana inquietud, al desnudar este periplo informal por el que viajamos, a desempolvar viejas emociones, a ser testigos fieles de la inmortalidad escrita. Siempre hay formas de expresar lo que uno siente, y eso, permanece imborrable en la memoria del tiempo, no perece, no huye... no muere. Y que mejor manera de vivir la vida, de celebrarlo, que el compartirlo sin miedo con los demás. Así que, humildemente, ¡¡Gracias!!. Quizás, quién sabe el porqué de tantas cosas, tras cada entrada, tras cada línea o tras cada palabra de este blog, se esconda anónimamente la voz de muchos de vosotros.
Hace poco mantuve una conversación estrecha, de esas que últimamente están aflorando, sin saber muy bien porqué, con mi amiga Susana, compañera fiel de batalla y a la que personalmente, "vasallo" gran fervor. Susana es una persona que indaga más allá, que hace síntesis primordial, ella se atreve con todo, siempre saca una conclusión, no tiene miedo, te las lanza sin más, y ésto, entre tu y yo, me encanta, me cautiva y me apasiona. Hablamos de una de las entradas últimas que elaboré, y que al parecer, sin yo pretender ser altivo, faltaría mas, ha gustado a los simpatizantes de este rincón, cosa que me enorgullece, y me alienta. No sé si la recordáis, se titula "Alto Voltaje", en la que construyo la despedida de alguien muy especial, a la que "el personaje", tiene el gusto de acompañar a la parada de taxis. Como bien, mi buena amiga, interpretaba a su personal usanza, menos mal y faltaría más, el contenido de dichas palabras, intentado rodear los relieves linguísticos y morfosintácticos, yéndo de lleno, a la realidad sensitiva de la causa, incluso mucho mas lejos, se atrevía a indagar en las consecuencias de aquel breve relato, desafiando al propio principio de incertidumbre.
He aquí lo hermoso de la cuestión, presencia mágica de las palabras cargadas de esencia que, sin apenas moverte de la silla, te hacen viajar, hacen pensar, hacen sentir...Hacen íntimas las experiencias ajenas, es un regalo humano y auténtico, y que no perezca nunca.
Por eso compañer@, te invito a seguir a mi lado, acompañándome a escribir en cada palmo de asfalto, esculpiendo piedras literarias, y sintiendo como la vida nos abraza, nos susurra, nos araña... pero siempre sin miedo, sin miedo, a nuestras propias palabras.



lunes, 21 de noviembre de 2011

El viaje

Hay una canción muy hermosa, que lleva merodeando en mi ser hace ya algunos meses, y que la verdad, no me canso de escucharla, hoy comparto con vosotros la letra. La vida, un viaje emocional...



Llevo la vida planeando este viaje

voy sin maletas llevaré mi corazón,
sin diccionarios voy cargado de caricias
por los senderos del sentir y del amor.
Por el camino encontraré las direcciones
tras huellas que me marca la razón ,
planeando por las sombras de tus risas
con la esperanza de alcanzar tu corazón.

Por eso yo te quiero contar que...


Surcaré los senderos de tu vida,
caminaré por los poros de tu piel
buscando tus caricias,
y tentando a la locura
buscando lo que nunca encontré.

Tras las heridas que se sufre en el viaje
la única cura son tus besos y tu amor,
con tus manos enredadas en las mías
y la dulzura de tus labios y tu voz.


Y ahora yo te quiero contar que
surcaré los senderos de tu vida, …

Elecciones 20 N

Hoy, 20 de noviembre, 221.179 urnas han querido satisfacer la sed demócrata que más de 35 millones de personas tenían por ejercer su derecho a "gobernar", un poco más, si fuera posible,sus vidas, a través de la libertad y el derecho civil, manifestando su voluntad de votación electoral, donde confluyen los ideales personales, políticos, económicos, sociales......(casi ná) de la futura nación.
Sí, números y más números en el día de hoy, que dolor de cabeza. Número de participantes que han votado, número de participante que no han votado, número de urnas, número de urnas por comunidades autónomas, número de votos para cada partido político, número de diputados, de escaños, tantos por ciento.... y un sinfín más de datos numéricos, que me obligan, a titular el día de hoy, como "el día de los números fraternos".
Ya veo por las redes sociales, los típicos estados de las personas, "El PP en el poder", "Tiempo de cambio"... y un sinfín de barbaries, que no dejan de ser mas que palabras con sabor a suspicacia.
Hasta mi amiga Mª José, femina a la que particularmente adoro, se ha dejado arrastrar por la corriente, y se ha permitido lanzar, un estado más "purpura" de lo normal.
Yo, personalmente, que aún ni me creo que esta entrada albergue gran parte de materia política, no entraré en destapar ni ideologías, ni datos numéricos, ni a esculpir el futuro político de mi país.
Sinceramente tengo cosas más importantes que hacer y en las que pensar. Ahora eso sí, me he levantado esta mañana, y he ejercido mi "obligación" como ciudadano queriendo aportar mi granito de arena sobre el futuro de la sociedad.
Sin embargo, hoy 20 de noviembre, no sólo se decide la futura presidencia político, sino que la vida de las personas sigue. Por ejemplo tal día como hoy, de hace 34 años, se unieron en matrimonio mis padres. Tal día como hoy murió Franco y Primo de Rivera... y una lista infinita de fechas inundada de acontecimientos históricos que van marcando el fluir del los días.
Y os preguntaréis, y todo esto porqué, la verdad no lo sé, ni siquiera sé porqué lo escribo. Por lo importante es escribir. Escribir y votar. A partir de mañana sólo escribir.

Un saludo amigos.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Alto Voltaje

...y la acompañé a la parada del taxi, como quien acompaña a un pequeño al colegio en su primer día de clase. La vi acariciarme tímidamente con la mirada, bolso en mano, pose de despedida, como si el tiempo no nos contaminara, beso en mejilla, y mientras tanto yo, intentaba controlar con la mente el semáforo, desafiando alargar su luz verde, retrasando su partida, aunque tan sólo fuese unas meras moléculas de segundo. Un caleidoscópico intervalo de tiempo leyendo su minuciosa e intangible espalda, saboreando la emoción de la partida, pensando incluso, cuando volvería a verte. No pude resistir mirar una vez más, antes de que el taxi girara a la izquierda, y te perdiera en el espacio y en el tiempo, sin saber muy bien como y porqué, nuestras miradas se cruzaron, tú, tras el cristal, sacudías tu mano izquierda enviando señales de despedida, yo, con la mirada pérdida sobre el mojado asfalto, sólo pude esbozar una introvertida sonrisa, y me dispuse, muleta en mano, a proseguir mi vuelta a casa, clavando la fiel pupila, en aquél rincón que albergó la lucha desenfrenada entre un trozo de papel de caramelo y tus dedos eléctricos.

El tiempo se detuvo, una vez más, como tantas otras
veces, conflicto emocional, con sabor a hiel, quien sabe porqué, ni yo mismo lo sé.

No habrá distancias que no cubra cualquier hombre que te busque.





???

....y ahora qué.




miércoles, 16 de noviembre de 2011

Tiempos penetrables.

...Este jugo brota de la incontinencia emocional que no consigo reprimir. Del lapso inquebrantable por acelerar la clepsidra. Ya no existen los segundos, ni los minutos, ni los días... sólo el tiempo que ha de venir, es merecedor de ser vivido. El ayer ya no existe, ya perece, ahora ya es pasado, y el futuro nos contagia con su precoz susurro. No existen los segundos, ni los minutos, a veces sí, las semanas, que emanan del imparable rodaje de mis emociones. Los árboles, perennes en el albor, apaciguan mis ganas de prisa. A veces incluso, las montañas, desmedidas entre la tierra fértil, desafían a la gravedad día tras día. Los faisanes, tempraneros como el rocío, acarician la árida tierra del olivar, minuto tras minuto, quizás en busca de alimento, quizás en busca de calor. La sirena, que suena en la mente de los muchachos, a cada segundo, demanda cambios de ritmo e intranquilidad cerebral.
Todo tiempo es válido para seguir viviendo.

martes, 15 de noviembre de 2011

DÉJATE APADRINAR

....Cuando estemos al nivel de estos muchachos, sólo entonces, comenzaremos a VIVIR.
video

domingo, 13 de noviembre de 2011

Despojos

Hay tesituras en este errático periplo, que caen por su propio peso. Hoy, el desasosiego insípido, hace su reaparición de la manera más exuberante. No muy lejos, noches en vela, mirando paisajes de techos blancos, evadido en el dilema sobre que camino caminar. De fondo, gaitas sensuales, que dan emoción en el batir humano de mis emociones. Todo esto me consume, me aleja de mí y de alguna manera, también de ti. Entiende, que no puedo soportar esta carga pesada, el tedio de los días, me vence, soy esclavo del destino, apresado en esta atmósfera irreal, en un sueño que profana mi corazón. Hoy, vuelvo a respirar, como lo hacía antes de que pintases este cuadro, este lienzo herido por tus manos, por tu manera de llevar las cosas, por tu manera extravagante de indagar sensorialmente en tu corazón. Hoy, sé que ya no me necesitas, y quizás, yo deba de necesitarte menos aún. Un nuevo camino se abre ante ti, lejos de la pesadez de mis palabras, de la alquimia exacta de mi sentir. Ya es tarde para comprender, para descifrar, incluso para saborear las impurezas abstractas de este meollo clandestino, que me hace perecer. He superado vicios, he caminado mucho y galopado demasiado, te he buscado en todas partes, he alejado de mí cualquier tipo de apatía, he disminuido la masa corporal de este traje anatómico, he calmado mis ganas de abrazarte... me he saciado de ti en muchos aspectos, pero, ya no puedo más, es el fin de esta lucha sin cuartel, al menos por mi parte, me retiro con los ojos en lágrimas, "no hay nada más bello que lo que nunca he tenido, nada más amado que lo que perdí". Sigo mi camino. Así es la vida, unas te acaricia, otras te araña...y a veces hasta te engaña.

Y como dice la canción... " Te deseo buena suerte y que el cielo te guíe, ahora sin mí ríe cruzando otros puentes. Estuvo bien quererte."




jueves, 3 de noviembre de 2011

Abstracciones

...Ayer te vi paseando con el pequeño Boby. La mirada pérdida en cada palmo de acera. Algún que otro silbido, caminar pausado, las llaves colgando del pulgar, danzando al son de la desgana.
Yo te observaba desde la ventana fiel de mi automóvil, esperando a que el semáforo pusiera en verde mi camino.
Nuestras miradas se cruzaron, y el frenético asfalto no impidió que el mundo se detuviera bajo el fulgor emocional de los sentimientos embriagados.

...Y las farolas de la avenida, apaciguan la noche desafiando el bullicio hostil.

martes, 1 de noviembre de 2011

Desatascando el tiempo

Cruce de emociones, paralelas, de reojo y sin armadura. El tiempo sigue su curso, el reloj impaciente que no espera, borrones que impregnan cada minuto, segundos sabor eternidad, horas estancadas en periplos sensacionales, y mi clepsidra que no mengua su prisa.


Pues solo yo soy guardián de mi equilibrio y mi verdad.