lunes, 3 de octubre de 2011

Emociones dobles

Hay momentos que son únicos, por el mero hecho de estar cerca de alguien, que son insustituibles... este fin de semana me quedo con dos momentos, simples, únicos, hermosos...y ante todo auténticos. En los dos abundada la ausencia de palabras, fuegos artificiales de fondo en algunos y sonidos de chupete ansiosos en otros, diversidad radical de sensaciones, pero ambas inmejorables. Y es que, a veces sobran las palabras, hay silencios que hablan por sí solos, existe un lenguaje que va más allá de los vocablos, donde se saborea fugazmente el momento...la persona, un sinfín de emociones indescriptibles para este ingenuo "desiderata" que escribe desnudando las comisuras de su interior.



1 comentarios:

NuBeazul dijo...

Totalmente de acuerdo, no hay nada mejor que saber disfrutar de los momentos, seas los que sean, para tener la sensación de que realmente se está viviendo. El problemas es que no todos sabemos hacerlo en todas las situaciones y a veces nos perdemos auténticas posibilidades de maravillosas sensaciones. Enhorabuena, porque esa experiencia seguro que te ha cargado las pilas y llenado en corazón. Saludos (Bea).